Había una vez una marca que quería contar una buena historia. Entonces se contactó con Redacta. Fin.